¿Cuáles son los efectos de la declaración de concurso?

El concurso no tiene efectos sobre los derechos del deudor, salvo que el juez ordene aplicar alguna medida sobre él o en el caso que el concurso sea calificado como culpable.

 

Los efectos sobre el patrimonio del deudor suponen un a limitación de las facultades de administración y disposición de los bienes del concursado, ya sea en régimen de suspensión o de mera intervención.

 

En cuanto a los acreedores, estos son incluidos en la masa activa del concurso, concurriendo con todos sus créditos de una forma ordenada, tal y como establece la Ley Concursal.

 

Sobre los créditos, se suspenden todos los pagos anteriores a la admisión del concurso, incluyéndose todos ellos en el convenio que se ha de lograr para que se resarzan a través del mismo, con lo que no se produce el vencimiento anticipado de los créditos aplazados ni su conversión en dinero, sino que se mantienen; se admite la compensación de créditos; se paraliza el devengo de intereses de préstamos bancarios sin garantía personal, salvo los garantizados con derechos reales, hipotecas, que tienen como limite la cuantía y las ejecuciones hipotecarias sobre bienes afectos a la actividad profesional del concursado se paralizan temporalmente un año, el resto sigue su curso del bien hipotecado.; los procedimientos judiciales que se hallen en tramitación en el momento de declaración del concurso siguen hasta dictarse sentencia firme:

  • Si en la sentencia se reconoce un derecho real se convierte en un crédito privilegiado y se integra en la masa de la QUIEBRA.
  • Si es un derecho de crédito se convierte en un crédito ordinario.

En todo caso, una vez declarado el concurso no podrán iniciarse contra el concursado apremios sobre sus bienes o ejecuciones singulares y en caso de que se hubiesen iniciado con anterioridad a la presentación del concurso se interrumpe la prescripción de acciones judiciales y quedarían en suspenso.

 

Si la sentencia no es firme se considera crédito contingente.

 

En cuanto a los contratos bilaterales, la declaración de concurso no produce la extinción de la relación contractual con prestaciones recíprocas pendientes de cumplimiento ni permite a la parte declarada en concurso instar la resolución del mismo. Así mismo, existe la posibilidad de rehabilitar determinados contratos.

 

Durante el proceso concursal subsiste el deber de declarar y liquidar el Impuesto de Sociedades, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), así como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD).

 

Por último, la declaración de concurso tiene efectos sobre los trabajadores del concursado, los expedientes de modificación, suspensión y extinción colectiva de relaciones laborales quedan sujetos a especificaciones contenidas en la Ley Concursal.

 

Sitio web Compatible con FirefoxSitio web Compatible con Internet Explorer 6Sitio web Compatible con Internet Explorer 7Sitio web Compatible con Safari
Sitio web Compatible con OperaSitio web Compatible con CaminoSitio web Compatible con Konqueror

e-mail

Ideo es el partner en de confianza de Business Project Advisors